Si dividimos el voto, Sánchez se queda