Proponemos un pacto educativo

Los niños no deben ser rehenes de la confrontación política