Por más que les moleste a Celáa, Montero o a Pedro Sánchez, los hijos no les pertenecen.

Por más que les moleste a Celáa, Montero o a Pedro Sánchez, los hijos no les pertenecen.Desde el Partido Popular seguiremos defendiendo la libertad de los padres a elegir la educación que quieren para sus hijos.