Hasta aquí hemos llegado.